“Tras la muerte de su padre, Elizabeth –la mayor de las hermanas Holland- se ve abocada a un matrimonio de conveniencia con Henry Schoonmaker, heredero de una de las dinastías más poderosas de Nueva York.
Henry tiene todo lo que una chica podría desear: extraordinariamente atractivo y de una elegancia arrolladora, es el soltero de oro de Manhattan.
Sin embargo, hay algo que Elizabeth todavía no sabe: en la vida de Henry no todo es tan perfecto como parece, y un juego de traiciones y mentiras está a punto de comenzar…”

Latidos, escrita por Anna Godbersen es una novela romántica-histórica llena de intrigas y chismes. Se desarrolla en la Nueva York de 1899, época en la cual, las jovencitas de la alta sociedad debían regir sus vidas y comportamientos según lo que las mas importantes Institutrices consideraran propio.
En esta novela, nadie es lo que parece ser ante la sociedad, y las jovencitas de la alta sociedad eran las más hipócritas de todas al jurar una inocencia que no guardaban ni en sus más profundos recuerdos. Elizabeth hace honor a esto cuando se escapa por las noches a visitar a Will, el cochero de la familia Holland, en bata de dormir y usaba la escalera de la servidumbre para no ser sorprendida por su madre o hermana… por cierto, su hermana menor Diana y su mejor amiga Penélope, no eran mucho más inocentes que Elizabeth, por decirlo de alguna manera decente.
Y ni hablar de Henry, el protagonista y “prometido” de Elizabeth… encontré un pasaje del libro que lo define muy bien:
“Es bien sabido que un hombre, al cortejar a una dama para que sea su esposa, debe ganarse ante todo a las mujeres en quienes ella más confía: sus amigas, por supuesto, y a su hermana, si la tiene”
… Ya se imaginaran la cantidad de cosas que va descubriendo el lector sobre estos personajes a medida que va transcurriendo la historia.
Yo no soy muy amiga de las novelas de época y con protagonistas adolescentes menos, pero debo admitir, que esta en particular, me mantuvo pegada a sus páginas y en un par de días lo había terminado, pareciéndome ligero y muy bien narrado y logrando dejarme con las ganas de leer la continuación que lleva por título: Rivales.


¡Hasta la próxima!
Read More