El Libro de las 1000 Supersticiones

No Comments

"Este artículo fue publicado en la edición 102 de la revista digital 
Guayoyo En Letras / Sección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil"



Superstición, según la Real Academia Española es: una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón; fe desmedida o valoración excesiva respecto a una cosa.
La superstición es de origen oriental y más tarde fue adoptada por los Romanos, quienes sudaban y se angustiaban cuando estallaba una tormenta permaneciendo en sus casas acurrucados y con la cabeza cubierta por un trozo de tela. A cada relámpago que percibían silbaban para conjurar los desatados espíritus.
En el Antiguo Imperio, miles de supersticiones limitaban la vida cotidiana. Nadie se cortaba las uñas si era día de mercado o cuando se viajaba por mar, entre otras cosas.
Y así hemos llegado a la actualidad, en la que a pesar de vivir rodeados de tecnología, todavía mantenemos la superstición viva entre nosotros.
Todavía creemos que si nos vemos en un espejo roto llamaremos a la mala suerte durante siete años. Sin contar las tan conocidas supersticiones del famoso gato negro, pasar debajo de una escalera, el martes 13, tocar madera, pasar saleros de mano en mano, etc.
El otro día en la librería me encontré con un libro bastante peculiar que se llama “El libro de las 1000 supersticiones” de Ediciones Servilibro y mi vena mística me obligó a comprarlo. Es muy interesante e incluso divertido, fácil de leer, está ilustrado lo que lo hace más ameno y además, se divide en secciones: Objetos, Animales, Mundo Vegetal, Astrología, Meteorología, Colores, Minerales, Numerología, Actos Humanos, Brujas y Demonios, Cuerpo Humano y Alimentos.
Aquí algunas de las Supersticiones:
“Nunca deben dejarse las tijeras con las cuchillas abiertas, ya que atraen hambre y miseria”
“Si dejamos olvidado un paraguas o sombrilla en algún lugar, tendremos una sorpresa agradable”
“Si dejamos nuestra cartera o bolso depositado en el suelo, haremos que nuestro dinero se vaya”
“Si se colocan alfileres nuevos dentro de los zapatos, al pisarlos se quita el mal de amores”
“Dejar un vaso de agua debajo de la cama servirá para recoger lo malo que pueda haber en nuestra casa”
“Ponerse el zapato izquierdo antes que el derecho es de mal agüero”
“Ver una araña al mediodía es anuncio de alegría próxima”
“Una pata de conejo colgada en la cuna o en el cochecito de un niño le dará buena suerte”
“Trae mala suerte encontrarse una pluma de cuervo y llevarla a casa”
“Quien pise la cola de un gato deberá escupir, porque en caso de no hacerlo no se casará”
“Si salimos de viaje no debemos regresar a buscar algo que se nos haya olvidado, ya que es un mal presagio”
El ser humano, sin importar en que época se encuentre, siempre intentará descifrar lo que el destino le depara a través de los sueños o de los sucesos diarios, los considerará mensajes del más allá y dependiendo de cómo ocurran serán interpretados como: de buena Suerte o de Mala Suerte.
Y tú, ¿crees en las supersticiones?

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada