Buenos para unos... lo contrario para otros!

2 comments

Este artículo fue publicado en la Edición # 87 de la Revista digital www.guayoyoenletras.com / 
Sección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil


Hasta ahora los artículos que les he presentado son reseñas de los libros que me han gustado bastante. Hace algunos días pensé en que también sería justo presentarles de vez en cuando, un artículo dedicado a aquellos libros que resultaron difíciles de leer para mí, al punto que he llegado a considerarlos “no tan buenos”.
La mayoría de los lectores empedernidos dicen que los libros deben leerse completos, a pesar de que la historia no sea tan buena como pensábamos.
Confieso que jamás he podido cumplir con ese lema, lo que me llevaba a hacerme sentir mal, pensando que era una persona poco constante, que simplemente cuando no me gustaba algo, lo dejaba.
Hasta que un día leí que Stephen King, quien además de escritor es un lector empedernido, con un promedio anual de 80 libros leídos, así como lo leen, 80 libros al año, y el mismo considera que "la vida es demasiado corta para perder el tiempo leyendo libros malos".
En efecto, opino igual y me relaja saber que no es un problema de constancia.
En cuanto abrimos un libro y leemos las primeras 10 páginas, sabemos si va a ser una buena historia o no. En muchas oportunidades insistí en leer un poco más, para ver si dándole otra oportunidad quedaba enganchada de alguna manera. Ya no lo hago más. Ahora, si en un principio no hay nada atractivo que me enganche, dejo el libro y tomo otro.
No sé si es propio catalogar ciertos libros como malos, después de todo... “Entre gustos y colores...” Pero puedo darles un breve paseo por los libros que a mi parecer, han sido aburridos y quizá malos.


Y aquí empiezo con uno que nunca entendí, ¿Qué llevó a Stephenie Meyer a escribir “La Huésped”? Una historia de 800 páginas, de las que si leí 200 fueron muchas, y que hoy en día cada vez que veo el libro, ¡Quiero meterlo en la parrillera! ¡Santo Dios! Que historia tan pesada, aburrida y lo peor, es que dicen que 100 páginas antes de que se termine el libro, es que se pone buena la cosa. ¿Eso tiene sentido? ¿Escribir tanto para enganchar al lector en las últimas páginas?

Hace algún tiempo vi la película, “La Mujer del Viajero en el tiempo”, y me encantó, descubrí que fue basada en un libro y quería leerlo porque sabía que el libro superaría la película... Un momento, dije ¿sabía? …Realmente, ¡no sabía! En la página 50 del libro, lo abandoné sin mirar atrás. La historia es enredadísima y para mí, muy compleja, porque está narrada desde varios puntos de vista y en diferentes épocas del hombre que viaja en el tiempo, encontrándote capítulos que se titulan "19 de septiembre de 1973 - Henry con 37 años y Henry con 9 años". El próximo capítulo podía titularse: “11 de Mayo de 1985 – Henry con 5 años” así sucesivamente. Al principio obvié los títulos, pensaba que ellos eran los que me confundían, pero luego entendí que no podía sostener el hilo de la historia. 

Otro libro que me quitó la inspiración "Fuera de un Evidente Destino" de Giorgio Faletti ¡Dios mío! ¡Ese escritor describe hasta la cantidad de hojas que posee un árbol! ¡Demasiado para mí! La historia en si no es mala, pero a veces pasaba leyendo 2 ó 3 páginas de descripciones, los personajes no tienen cotidianidad: no tienen necesidades fisiológicas y/o físicas, lo que los hace personajes más irreales que un vampiro o un hombre lobo. Opté por leer solo el diálogo entre los personajes y sin embargo, aun lo tengo entre los libros que probablemente jamás me termine de leer.
Así, hay muchas obras más que nos llevarán al momento de decir "Basta, no lo leo más" y no hay que sentirse mal por eso.
Recuerden que leer es una actividad que además de aportar conocimientos, es una manera de desconectarse del día a día, así que debería ser una actividad que nos divierta y no que nos lamentemos cada vez que veamos el libro.
Un buen libro engancha desde el principio y nos hace desear saber más de la historia. Nada mejor que un libro con pequeños párrafos, diálogos reales, descripciones equilibradas y cotidianidad en los personajes.
Ya saben, no se sientan mal cuando una historia no les atrape, déjenla ir y engánchense con otra.

¡Hasta la próxima edición!






2 comentarios

  1. Eso es realmente cierto, hay libro que por educación quisieras terminarlos, pero llegan a ser tan pesados que no hay de otra que abandonarlos.
    Aparte es el 2012, no podemos ponernos a gastar el tiempo así como así xD
    xoxo!!

    ResponderEliminar
  2. Gabby, totalmente de acuerdo contigo jejejeje... en general, sea este año o cualquier otro, la vida es muy corta y por ende debemos aprovecharla leyendo libros que realmente capten nuestra atención.
    Gracias por leerme y seguirme!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar