La hija de Nora y Luther Krank se va a Perú por trabajo la última semana de Noviembre y no tiene previsto volver a casa, sino hasta el año próximo. Los Krank, siempre se han caracterizado por celebrar la Navidad a lo grande, con un bello árbol decorado, adornos por toda la casa, múltiples obsequios para todos y una gran cena en Nochebuena, a la que usualmente asisten por lo menos, cincuenta personas.
Pero éste año, luego de que su hija se montara en el avión y se marchara, Luther decidió revisar cuánto habían gastado el año anterior para celebrar la Navidad. Al darse cuenta que los gastos sumaban un total de 6.100 dólares, pensó, en que le gustaría no gastar tanto dinero en cosas sin importancia e invertir una cantidad mucho menor en un crucero, al que irían él y su esposa, para celebrar una Navidad diferente.
Los problemas “Navideños” para los Krank empiezan en el mismo momento en el que le informan a sus vecinos que ese año, se saltaran por completo la Navidad porque se irán de viaje. Nadie entendía como una familia podía saltarse la Navidad. Los veían con desprecio por no haber decorado la casa ese año, ni por haber hecho las donaciones de dinero que siempre hacían, y ni hablar de las personas que tradicionalmente asistían a la fiesta de los Krank cuando se enteraron de que ese año no habría fiesta. Otros, sentían envidia de la valentía que tenían los Krank para enfrentarse a la sociedad y decir abiertamente que, se saltarían la Navidad.
        Una Navidad Diferente de John Grisham, es un libro de pocas páginas, muy ligero y bastante divertido. A mí, me encantó.
En sus páginas da un mensaje importante: hemos convertido la Navidad en una celebración comercial. Regalos, decoraciones, centros comerciales abarrotados de gente, compras desesperadas en los supermercados, compras, compras, compras… y al final, nos quedan unos cuantos kilos de más, muchos adornos para embalar en el ático hasta el próximo año y regalos que quizá, nunca usaremos. Quedará la satisfacción de haber compartido esas fechas con familiares y seres queridos, y quizá también, quedará la nostalgia de haber querido hacer algo diferente, sin tantas obligaciones ni compromisos.
Crecí en una familia muy pequeña y las Navidades en casa siempre fueron importantes, sin embargo, nunca estuvimos obligados a celebrarlo de la misma manera todos los años, ni con las mismas personas. Les pongo un ejemplo: Mis abuelos maternos, ambos italianos, eran tan diferentes el uno del otro, que nunca entendí cómo rayos habían llegado a casarse, mii abuelo, era un cascarrabias con “C” mayúscula y mi abuela, una mujer que adoraba una fiesta, bailar y etc. Tenían una pareja de amigos, italianos también, con los que siempre se reunían a celebrar. Hubo un año en que éstos invitaron a mis abuelos, mi mamá y mi tío a una fiesta de fin de año en el club Italo. Mi abuela compró vestidos nuevos para mi mamá y para ella, fueron a la peluquería a arreglarse para la fiesta y al llegar las 8 p.m. de la noche del 31 de Diciembre, mi abuelo, honrando su espíritu ermitaño y cascarrabias, decidió acostarse a dormir, dejando a mi abuela, mi mamá y a mi tío, vestidos y alborotados. Por supuesto, nadie salió de casa. Al año siguiente, les hicieron la invitación de nuevo y mi abuelo le dijo a mi abuela, que ese año, si asistirían a la fiesta. Llegadas las 8 p.m. del 31 de Diciembre, mi abuelo se acostó a dormir de nuevo. Mi abuela estaba tan enfurecida, que decidió vestirse e irse con sus hijos a la celebración del Club. A partir de ese año, mi abuelo dormía y mi abuela se iba a bailar hasta el amanecer con los conocidos en el club.
Probablemente para unos, mi abuela sea una heroína y quizá otros, la vean como una mujer que estaba cometiendo una falta. Yo pienso que cada quien hacía lo que le daba la gana y se sentían felices cuando lo hacían. Uno dormía, alejado del ruido y los compromisos y la otra, se iba de fiesta elegantemente vestida. Entre ellos, nunca hubo reproches por hacer lo que cada quien quería y eso me enseñó que, uno tiene que estar con quien se sienta feliz y celebrar de la forma en la que uno quiera celebrar.
Espero que hayan tenido una hermosa Navidad y a pocos días de dejar partir al 2011, año que me ha dejado importantes logros y satisfacciones, no me queda otra cosa más que agradecerles la fidelidad con la que siempre leen mis entradas y desearles mucha prosperidad para el próximo año 2012.

¡FELIZ AÑO PARA TODOS!







Read More

Artículo publicado en la Edición # 85 de la Revista Digital www.guayoyoenletras.netSección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil

               “A los ocho años Mackensie Elliot se había casado catorce veces. Se casó con tres de sus mejores amigas (en calidad de novia y de novio), con el hermano de su mejor amiga (a pesar de sus protestas), con dos perros, tres gatos y un conejo.
Participó en innumerables bodas como dama de honor, madrina de la novia, padrino del novio, testigo y oficiante.
A pesar de disolverse todos de forma amistosa, ni uno solo de los matrimonios duraba más de una tarde. Para Mac no era ninguna sorpresa el carácter transitorio y provisional del matrimonio, pues tanto su padre como su madre tenían ya dos en su haber... hasta la fecha…
…Montaban desde bodas sencillas hasta muy sofisticadas: enlaces reales, fugas de enamorados, ceremonias con tema circense y en barcos piratas. Se estudiaba cualquier idea con la máxima seriedad y luego se votaba, por muy extravagantes que pudieran ser la temática y el vestuario”

Así empieza la historia de Álbum de Boda, la primera entrega de la saga: Cuatro Bodas, escrita por la famosa autora Norteamericana Nora Roberts.
La mayoría de las mujeres, luego de aprender a decir mamá y papá, tienen el don de empezar a soñar y a planificar el día de su boda. Es un día que debería ser inolvidable y perfecto para cualquier mujer y sin duda, es objeto de muchos juegos durante nuestra infancia.
Así es como Mackensie (mejor conocida como: Mac), Emma, Parker y Laurel juegan desde muy temprana edad al día de la boda de cada una, cumpliendo diferentes papeles en las diferentes ceremonias que se celebraban, casi a diario, en el jardín de la casa de Parker.
Y a pesar de que para Mac no era su juego favorito, intentaba interpretar muy bien los papeles de novio o dama de honor, o cualquier otro que se le asignaba durante la ceremonia ficticia entre las niñas.
Pero, estaba comenzando a hartarse de jugar a las bodas, cuando un día su padre, le regaló una cámara fotográfica y fue entonces cuando agregaron un personaje más a los juegos: La Fotógrafa. Esto le dio una nueva perspectiva a Mac que la hacía inmensamente feliz, porque se mantenía alejada de las vestimentas con encaje que tanto le picaban, convirtiéndose en la encargada de inmortalizar las horas de juego.
Estas amigas de toda la vida, al crecer y convertirse en mujeres sexis e independientes, deciden fundar una compañía llamada Votos, la cual les permitirá seguir jugando a El día de la Boda, pero ganando dinero. En Votos te organizan una boda inolvidable. Parker se encarga de la organización, Laurel de los postres, Emma de las flores y Mac de las fotografías.
“Mac siempre se ha sentido más cómoda detrás de la cámara, con la que capta esos instantes de felicidad en los que jamás ha creído…” o que consideraba que no estaban hechos para ella.
Hasta que Carter llega a su vida y le hace entender que si puede existir un: “…Y vivieron felices para siempre”
Álbum de Boda es una novela divertida y romántica, que te hará reír y suspirar. Es una historia ligera, muy hermosa, que te enseña el valor de la amistad y que, sin importar lo que hayas vivido en el pasado, demuestra que el futuro siempre puede ser diferente.
Los cuatro libros de esta saga: Álbum de Boda, Rosas sin Espinas, Para Siempre y Sabor a ti, ya están disponibles en español. A la fecha, en Venezuela solo se consiguen los dos primeros. Actualmente estoy atrapada entre las páginas de Rosas sin Espinas y espero que pronto lleguen los restantes, para poder seguir disfrutando de la historia de estas fabulosas mujeres y poder descubrir el final feliz de Parker y de Laurel.  

¡Hasta la próxima edición!

Read More

Artículo publicado en la Edición # 84 de la Revista Digital www.guayoyoenletras.net 
Sección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil



¿Qué pensar, después de leer un libro en el que una vez más, se pone en entredicho todo lo que sabemos de la religión católica? Que es solo ficción, dirán muchos, quizá aquellos que aun creen fielmente en todo lo que nos han inculcado desde que éramos pequeños. Quizá otros, tal como me ocurrió a mí, encuentren fascinante el argumento del libro que presentaré hoy.
De la vida de ese gran maestro llamado Jesús de Nazaret, sabemos que fue un hombre pobre, nació de una virgen, hizo muchos milagros, vivió en celibato, murió a la edad de 33 años crucificado, sacrificándose por la humanidad, según cuenta la Iglesia, para liberarnos de todos nuestros pecados y resucitó al tercer día. ¿Y si las cosas fueron diferentes? ¿Qué ocurriría si fuese hallado el cuerpo de Jesús? ¿Qué ocurriría si hoy en día existieran descendientes de Jesús? De eso exactamente habla la fascinante novela de Paloma Sánchez-Garnica, titulada El Gran Arcano, de las cosas que aun no han sido reveladas sobre la vida de Jesús y además, de lo involucrada que podría estar la Iglesia en la manipulación de datos encontrados.
La novela se desarrolla en varios escenarios, España, Italia, Francia, Damasco y Petra. Y en todos esos lugares Laura Escudero, historiadora española, con la ayuda de otros personajes, tendrá que conseguir los bifolios faltantes en un antiguo códice que hallaron junto al Prof. Dorado, en la iglesia del monasterio de las Huelgas. Al parecer, en dichos bifolios se encuentra la clave de todo y la ubicación del Gran Arcano. No te voy a contar qué es exactamente el Gran Arcano, ni mucho menos en dónde lo encuentran… porque te estaría contando el libro entero.
Considero que El Gran Arcano es una novela con un argumento sólido desde el inicio, en el que queda en evidencia que la autora, como bien lo dice el libro en su contraportada: “es una historiadora que a través de la ficción y la aventura, analiza algunas de las claves sobre las que se ha asentado nuestra cultura y que, con su prosa trepidante, esta obra pone en entredicho”. No cabe duda de que la autora es también historiadora y de que tal vez, algunas de las cosas sobre las que escribe, resultaran ser más verdad que ficción.
Durante la lectura, te irán surgiendo tantas o más preguntas que las que se hacen los personajes a medida que van apareciendo nuevos datos de los hechos que ocurrieron hace dos mil años y que, por supuesto, involucran la vida de Jesús de Nazaret. Y entre tantas interrogantes, esta que te presento a continuación fue una de las que me puso a pensar tan profundamente como lo hacían ellos…

“—Yo tengo una duda que me ronda desde hace mucho tiempo, Giuliano —Rachid se incorporó y se sentó en el borde de su asiento—, y de la que nunca he conseguido obtener una respuesta convincente. —Por unos instantes, su mirada quedó perdida como si estuviera buscando las palabras exactas para expresarse—. Es sobre judaísmo y lo que la Iglesia piensa de Dios y de Jesús de Nazaret: como tú has apuntado, Jesús fue judío y murió sin renegar de esa condición; entonces, ¿es que Dios se equivocó de religión y, sólo después de la muerte de ese hombre extraordinario que vino a redimir el mundo, rectificó y se creó el cristianismo? ¿Es Dios el que estaba equivocado o es la misma Iglesia la que ha manipulado esta historia en los últimos dos mil años?”

 “No hay palabras mal dichas, si no mal interpretadas” y con esto me refiero a que, cada quien va a interpretar a su parecer toda la información hallada que cuenta cómo ocurrieron los acontecimientos en aquel entonces, logrando así desvirtuar la verdad a favor de la conveniencia y con ello, obtener el poder de manipular a gran parte de la población mundial.
Entre cielo y tierra no hay nada oculto, seguramente un día… no muy lejano, saldrá a la luz todo lo que a través de los siglos se ha guardado bajo llave en los archivos secretos del Vaticano, cosa que por supuesto generará un cambio de historia, religión y consciencia en muchos.

¡Hasta la próxima edición!



Read More