Artículo publicado en la Edición # 80 de la Revista Digital www.guayoyoenletras.net

Sección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil

Cuando pensamos en Stephen King inmediatamente nos vamos a las novelas de terror, y cuando nos topamos en la calle con un libro llamado Mientras Escribo nos cuesta creer, que haya sido el mismo Stephen King quien lo haya escrito, aunque la portada sea una foto del autor.
Este libro no es una novela, es un ensayo en el que encontraremos una biografía del autor y muchos tips que serán de gran utilidad para todos aquellos que, como yo, deseen convertirse en famosos escritores.
De niño, Stephen King leía muchas historietas y empezó a sentir la necesidad de escribir algo propio. Copiaba fragmentos de lo que leía y les añadía un toque personal de vez en cuando. Una vez se lo enseñó a su madre y ella con cara de sorpresa le dijo que le había encantado, pero también le preguntó si no se lo había copiado de ningún lado. Stephen tuvo que reconocer ante su madre, que sí había copiado gran parte del cuento. Ella, le dijo a su hijo: “Escribe tu uno Stevie, uno propio”.
No tardó mucho en hacerlo. Se inició con un cuento sobre cuatro animales que iban en un carro mágico ayudando a los niños. El cuento constaba de cuatro páginas escritas a lápiz y que para un niño, había sido un duro trabajo. Cuando lo finalizó, se lo llevó de nuevo a su madre y ésta, se sentó en el salón y lo leyó completo, luego le preguntó: “¿Es copiado?”, él respondió que no y su madre agregó: “Entonces, merece ser publicado”. Eso, lo llevó a escribir cuatro cuentos más y su madre, se los compraba a veinticinco centavos y se los enviaba a sus hermanas para que leyeran las hermosas historias que escribía su pequeño Stevie.
A los trece años empezó a leer ciencia ficción y terror. Envió sus trabajos a diferentes revistas y editoriales sin recibir respuestas positivas. En aquellos años, las editoriales se tomaban el tiempo en devolver el original a manos de su autor con una nota en la explicaban por qué no era buena para publicar. Stephen, pinchaba todas las notas en la pared con un clavo, cambiándolo cada cierto tiempo por uno más largo, para que pudiera aguantar todas las notas de devolución que le iban llegando con el pasar de los años.
Su vida transcurrió entre relatos devueltos, estudios y formar una familia, hasta que un buen día, la pega del techo enviando su novela Carrie a Bill Thompson, quien aceptó publicarla dándole a Stephen un adelanto de 2.500 dólares. Luego de eso, vino su catapulta al éxito cuando los derechos de bolsillo de Carrie se los quedó Signet Book ofreciendo 400.000 dólares en la negociación.
Así se hizo famoso Stephen King y muchos de los tips que da en el libro, te lleva a pensar que, poniéndolos en práctica, un día la suerte podría llamar a tu puerta.
Como escritora tengo que decir que el camino no es fácil. Bien lo dice King en el libro: “Un buen escritor nace de la práctica constante de la escritura y la lectura”. Y comparto muchos de sus consejos, por ejemplo cuando dice que las buenas obras son como los fósiles cuando son descubiertos. Apenas encuentres un fragmento, empieza a escribir, sin un argumento elaborado, porque cada historia fluye de manera diferente y el no tener un argumento establecido hace que la historia sea autentica. El argumento lo van formando los personajes, poco a poco, con sus acciones y sus personalidades. Y créanlo que es así. Al principio malgastaba horas pensando en cómo debería actuar un personaje en X situación, y una vez que dejaba fluir las palabras me sorprendía con el curso que iba tomando la historia.
Así son los sueños, se van formando poco a poco, sin importar si quieres ser escritor, ingeniero, médico, abogado o cualquier otra cosa. Lo importante es saber que la práctica y la constancia te llevarán a alcanzar el éxito.
A mis 30 años descubrí, que escribir es a lo que me quiero dedicar de por vida. Y Stephen King con su libro Mientras Escribo me enseñó, que después de muchos tropiezos, llegará el día en el que me encuentre en la vitrina de una librería un libro que lleve por título Presagios y su autora sea Stefania Gil.

¡Hasta la próxima edición!

Read More

Artículo publicado en la Edicion # 79 de la Revista Digital www.guayoyoenletras.net
Sección: Que ver, leer o escuchar / Escrito Por: Stefania Gil

Uno de los géneros literarios de mayor venta en los últimos tiempos es el Romántico Juvenil. Se puede apreciar como las librerías van incorporando nuevos títulos de este género en sus estanterías y cada vez son más frecuentes las traducciones al español de esas historias que, están cargadas de aventuras, romances y personajes fantásticos.
Son historias para adolescentes, que a veces resultan muy divertidas para los adultos. Las tramas son ligeras y por ende, son fáciles de leer. Los adolescentes rápidamente se identifican con estas historias logrando que, deseen leer más del personaje que les resultó atractivo en el libro. No los culpo, a mí también me ocurre, a pesar de que ya soy considerada una adulta para la sociedad.
Una de mis historias favoritas de este género fue Hush, Hush de la autora Becca Fitzpatrick. Fue el primer libro de esta autora en ser publicado y resultó tan bueno, que se mantuvo durante algunas semanas en la lista de Bestsellers del New York Times, además de haber sido nominado a varios premios.
Yo venía de leer unos cuantos libros de Vampiros para adolescentes y cuando cayó en mis manos Hush, Hush, fue como refrescar mi imaginación.

La sinopsis dice:

“Nora Grey, una alumna aplicada en busca de una beca para la universidad, vive con su madre viuda en una granja a las afueras de Portland, Maine. Cuando Patch se convierte en su nuevo compañero de instituto, Nora siente a la vez atracción y repulsión hacia este extraño personaje que parece tener acceso a sus pensamientos. Luego se entera de que Patch es un ángel caído que quiere convertirse en humano. Nora está bajo su control, pero hay también otras fuerzas en juego y de repente se encuentra viviendo hechos inexplicables y en medio de una situación muy peligrosa”.

Nora Grey y Patch Cipriano son los protagonistas. La personalidad de Nora es bastante ligera, es una chica responsable y un poco desconfiada, arriesgada y siempre dispuesta a encontrar la verdad. Entre sus planes no estaba enamorarse, hasta que le asignan en la clase de Biología como compañero de asiento y tareas a Patch.
Patch es rebelde, irónico, atractivo y misterioso. Su fría y seductora actitud lo convierte en un chico “rudo” haciendo que rápidamente suspires por él, y ni hablar de los enigmas que giran a su alrededor y que por supuesto, Nora será la encargada de investigarlos todos y en el proceso, se enamorará irremediablemente de Patch.
Te aseguro que Nora no va a ser la única en enamorarse de él, una vez que empieces a leer Hush, Hush… sabrás a que me refiero.
Como todo libro, tiene sus pros y sus contras. La narración está hecha por Nora, que siendo una adolescente sufre muchas veces de inseguridades, pero considero que está dentro de los “límites de aguante” para un lector adulto. Hay muchas otras adolescentes creadas por otros autores, a las que provoca “despedir” de la historia. Y lo que más me gustó del libro, es que entre los protagonistas hay atracción desde el primer momento y no lo que usualmente llamamos “amor a primera vista”. El amor entre Nora y Patch va naciendo poco a poco, haciendo que la historia no se desvíe de su tema principal y no se cree la dependencia habitual de la protagonista adolescente con complejos, hacia el protagonista muy guapo y además inmortal.
Hush, Hush es una historia diferente, adictiva, llena de misterios, con personajes bien definidos y a medida que vayas pasando las paginas entre risas, molestia, encanto, suspenso, miedo y romance, vas a desear que la historia no acabe.
Y como estoy segura de que una vez que consigas leer el final de la historia vas a querer más, te tengo una buena noticia, ya llegó a Venezuela la segunda parte: Crescendo, y existe una tercera entrega titulada Silencio, que todavía no ha salido al mercado y probablemente tendremos que esperar unos cuantos meses para que llegue al país, porque será para el 4 de octubre de este año cuando lancen al mercado el libro en inglés, su idioma original.

¡Hasta la próxima edición!

Read More

Artículo publicado en la Edición # 78 de la Revista Digital www.guayoyoenletras.net
Sección: Qué ver, leer o escuchar / Escrito por: Stefania Gil

Cuando el equipo de Guayoyo en Letras me invitó a formar parte de la revista como colaboradora, me preguntaron ¿En qué sección te gustaría escribir? Al revisar las secciones de la revista, me di cuenta de que encajaría perfecto en “Qué ver, leer o escuchar”, sobre todo porque la pregunta ¿Qué leer? es una interrogante interesante para discutir en un país, en el que no hay cultura de lectura por diversas razones.
El asunto empieza desde que somos pequeños y no se nos crea una rutina que nos haga leer por lo menos una hora al día. Luego, en el colegio, nos obligan a leer libros que resultan aburridos, tanto así, que yo casi no recuerdo que títulos leí en la secundaria. Vagamente me suena Doña Bárbara, la Trepadora y por supuesto, Cien Años de Soledad. Son clásicos de la literatura hispanoamericana, pero con una trama muy compleja y poco atractiva para un adolescente al cual se le quiere inculcar el hábito de la lectura y el análisis de la misma.
Una vez que te conviertes en adulto y tienes miles de actividades en un día, tu falta de rutina por la lectura hace que pienses que no lees, porque no tienes tiempo. Déjame decirte una cosa, en Venezuela hay tiempo de sobra para leer. Y si todavía insistes en pensar que es mentira, te voy a poner un ejemplo fácil: en la cola del banco mientras esperas tu turno. Siempre pensamos que esas horas de espera en el banco son una pérdida de tiempo, y dejará de ser tiempo perdido en el momento en que, empieces a invertirlo en la lectura. El truco está, en siempre llevar un libro debajo del brazo.
Ahora seguramente te preguntarás ¿Sobre qué leo? ¡Ah! Eso también me lo pregunté yo en algún momento y fue fácil dar con el género que me convertiría en una “casi adicta” a la lectura. Siempre me he sentido atraída por lo místico y los personajes fantásticos, y ese es un tema que desde hace algún tiempo está muy de moda en la literatura. Lo que quiero decir es que, te preguntes qué temas te interesarían y luego, investigues que libros hay sobre esos temas que puedan resultar atractivos para ti. En internet puedes investigar mucho y conseguir foros de opiniones sobre los libros que elegiste.
Bien, ya sabes en dónde podrías leer y cómo encontrar un tema o género que te enganche a la literatura.
En lo único en lo que podría apoyarte a la hora de darme una excusa “válida” por la cual no lees con frecuencia, es que me digas que los libros en este país son costosos. Es verdad, mas estoy segura de que si quisieras, encontrarías otra forma de adquirirlos a precios más bajos. Por ejemplo: en las librerías a veces colocan ofertas que resultan muy buenas. También podrías asistir a las ferias de libros, que últimamente son más frecuentes, ahí siempre vas a encontrar un buen título a un excelente precio y, existen librerías en las que puedes obtener libros usados e incluso puedes cambiar libros que ya no te interesen, por otros que sí.  
El que quiere puede y una vez que te intereses en leer, vas a encontrar la forma de engordar tu biblioteca.
La falta de lectura es cada vez más preocupante, sobre todo en las nuevas generaciones que solo usan las computadoras, la TV y los videojuegos. A los padres de esas nuevas generaciones les digo que, si sus hijos pueden asumir el rol de un personaje de su videojuego favorito, también podrían encontrar interesante y divertido algún personaje de un libro o la historia en sí. Prueben, les aseguro que les va a resultar. Conozco muchos casos, en los que al niño se le redujo el tiempo de uso de la tecnología y se le dio la alternativa de invertir ese tiempo con un buen libro, el resultado fue increíble, después del primer libro leído, quería otro. ¿Por qué? Porque la imaginación no tiene límites, no importa si eres niño o adulto y eso es exactamente lo que hace “leer”, expandir tu imaginación y sumergirte en historias en las que vivirás muchas emociones, haciendo que la lectura, se convierta en un divertido placer.


¡Hasta la próxima edición!



Read More